PERCANCE SIN CONSECUENCIAS DE CUAUHTEMOC AYALA.
JUEVES, 19 DE OCTUBRE DE 2017

Se dice que los toreros están hechos de otra pasta; el pasado domingo 15 de octubre en Buctzozt Yucatán, cuando el rejoneador Cuauhtémoc Ayala lidiaba su segundo ejemplar, el caballo de nombre de nombre Vikingo resbalo en la cara del toro y fue prendido de fea manera; el caballo cayó encima del jinete apastándolo;  cuando se pensaba lo peor, increíblemente el rejoneador se levantó para continuar con la lidia.

Una vez más se demuestra que los toreros son personas con mucho valor y muy mentalizadas en su profesión.

Vikingo resulto sin lesión alguna, y Cuauhtémoc Ayala con leves golpes en la cara y espalda, lo que no ha impedido que retorne a sus entrenamientos.